volver a la portadaleer otras críticas

 

 

la plasticidad de los cuerpos entre luces y sombras...
 
   
 
 

 

 

 

© ph charly borja 2017

 

 

 

“Teoria de mi cuerpo enamorado”

Dirección y coreografía : Luciano Cejas

 


Compañía:
Alejandro Navaresse
Bernardo Villafañe Doric
Camila Cardona
Carlos Garcia
Cristian Aguilera
Isaac Tablante
Jorge Yañez Gonzalez
Lucia Villanueva
Maria Jose Sarmani
Mora Mariani
Sofia Pereyra Radetich
Sol Dugatkin
Tian Aviardi

Musica: Chopin


Asistente de Dirección: Micaela Rivetti
Dirección de Imagen: Pamela Davalos
Realización de Vestuario: Sol Rosli
Diseño de Iluminación : Paula Garcia
Dirección y coreografía : Luciano Cejas

Producción: Ana Florencia Blejer
Community Manager: Guadalupe Peralta Caceres
Operador de Sonido : Gerónimo Gómez
Operador de Luces: Matías Pilotti
Jefe de Sala: Diego Lotierzo

| Domingos de septiembre 19 hs |
Teatro El Cubo, Zelaya 3053 CABA Tel: 4963-2568
http://www.cuboabasto.com.ar

 

 

 

 

De qué se trata?
Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Jaime Sabines

 

 

 

 

 


La opinión de charly borja – setiembre 2017 ©


Interesante obra del joven Luciano Cejas “Teoria de mi cuerpo enamorado” con una depurada coreografía que juega entre luces y sombras con bellos cuadros conformados por un desplazamiento grupal de la compañía en buenas performances que contienen plasticidad.

 

 

 

 


“Teoria de mi cuerpo enamorado”
es quizá la obra más conceptual y formal creada por Luciano Cejas, esta obra se perfila hacia lo clásico dentro de lo contemporáneo, a nuestro entender es poco feliz la música de chopin elegida para las coreos termina por convertir a un espectáculo bello visualmente en algo tedioso y soporífero, este síndrome lo sufren muchas obras de danza contemporánea a las que no les han prestado la suficiente atención en lo musical transformándolas en algo aburrido para el público.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

free counters

 

leer otras críticas

volver a la portada