volver a página principalleer otras críticas
  "Amor Canalla"

 
 
   
 
 

 

 

 

 

 

photos by charly borja 2013 - Copyright ©

 

 

 

 

Amor Canalla

Autor Guillermo Farisco

Puesta en escena y dirección
Norberto Gonzalo


Reparto

Prisma............Marcela Fernández Señor

Lucho….........................Guillermo Farisco
Prístina…................... Lucrecia Rodríguez

Escenografía y vestuario
Lucía Trebisacce – Carlos Bustamante

Puesta de luces
Norberto Gonzalo – Alejandra Dziewguc

Musicalización
Guillermo Farisco

Producción ejecutiva
Ana Vinuesa

Asistencia de dirección
Patricio Gonzalo

Puesta en escena y dirección
Norberto Gonzalo


Sábados 21hs.
Localidades $ 70,-

Teatro La Máscara
Piedras 736
Te: 4307-0566

De qué se trata?
Una mujer (Prisma), esconde en su casa a un hombre (Lucho) quien es perseguido por la dictadura, ayudada por su hermana (Prístina) a la que le oculta la verdad del porqué ese hombre está en su casa, diciéndole que es su amante. Prisma está enamorada de Lucho desde los tiempos en que cursaban el secundario, muchos años atrás. El tiempo va pasando, llega la democracia, pero ella jamás le revelará a Lucho lo que sucede en el exterior, creándole un mundo de miedo para retenerlo a su lado y conseguir su amor, cosa que nunca logrará. Por su parte Prístina que es la única que visita de vez en cuando a su hermana, en sus conversaciones frívolas, sin querer dará datos de lo que sucede en el país, cosa que Prisma tiene que justificar e inventar para que Lucho no sepa la verdad. En medio de esta siniestra mentira suceden las vidas de estos tres personajes, la cual podría ser una historia de amor, pero un amor diferente, un amor canalla.

 

 

 

Guillermo Farisco, Marcela Fernández Señor y Lucrecia Rodríguez.

 

 


La opinión de charly borja - julio 2013 Copyright ©


Asistimos a una muy buena obra teatral argentina escrita por Guillermo Farisco que conjuga la patología psicópata de una mujer que vive encerrada en su mundo, un mundo inventado por ella a su propia conveniencia e involucrando en él a un hombre que primeramente se refugiara en su domicilio y que luego sería su ‘prisionero’ durante muchos años siendo éste su víctima al creerse una mentira muy grande cuando le contaba todo ‘lo que pasaba afuera de la casa socialmente y políticamente’.

Si bien la obra transita por pasajes históricos de la Argentina citando el mundial de fútbol del 78, los últimos años del régimen militar y la llegada de la democracia por parte de Raúl Alfonsín, es imposible que el espectador se quede al margen del tremendo paralelismo que se suscita de comparar al personaje psicópata y tremendamente autista de la dueña de casa con la actual Presidenta de los argentinos Cristina Fernández de Kirchner y al personaje del hombre ‘cautivo e ingenuo’ con los seguidores y aplaudidores de la presidenta, ya que se creen estar convencidos 'como el protagonista de la obra' de que lo que ella les dice es una verdad absoluta viviendo por ende en una burbuja, un mundo de fantasía y de mentiras cotidianas 'como si allá afuera en la calle todo estuviese de maravillas’.

 

 

 

 

 

Gran actuación de Marcela Fernández Señor como Prisma, la psicópata, secundada con histrionismo por Guillermo Farisco como Lucho ‘el ingenuo refugiado’ y por Lucrecia Rodríguez como Prístina la hermana de Prisma, políticamente hablando simpatizante de la derecha, los tres convierten en verosímil el jugoso texto de Guillermo Farisco llegando con sus interpretaciones a arrancar la risa franca del espectador en varios momentos realmente hilarantes de esta comedia que está ágilmente dirigída por el avezado Norberto Gonzalo.

En los rubros técnicos, tanto la escenografía, el vestuario, la musicalización y la iluminación cumplen en forma impecable sus funciones para el total disfrute de la obra.

 

 

 

 

 

 


“Amor canalla”, es una comedia en la que la ficción se mezcla con la realidad y en donde se ve a las claras cómo ciertos personajes que al principio parecen inocentes e incomprendidos pasan a ser a la postre los perversos villanos de la historia, víctimas ellos y su entorno de un mundo totalmente irreal y poco sustentable inventado por ellos mismos.

Una obra recomendable, entretenida y da al espectador bastante material para reflexionar.