volver a página principal leer otras críticas
  un lugar en donde la muerte es más interesante que la vida eterna.

 
 
   
 
 

 

 

 

photos by charly borja 2013 - Copyright ©

 

 

 

 

Años Luz

Autor: Diego Andrés FLEISCHER
Dirección: Joel DRUT


Actúan:
Leandro AIRALDO,
Martin ALETTA,
Martina GARELLO,
Tamae GARATEGUY,
Ianina SAMOLEVICH,
Matias PELLEGRINI SANCHEZ

Vestuario: Eliana BOSIO
Diseño y Realización de Escenografía:
Manuel y Lucía ESCUDERO´S
Diseño de iluminación: Fernando CHACOMA
Movimiento: Jimena GARCÍA BLAYA
Música Original: Luis Alberto RAMÍREZ
Producción General: Vanina FABRICA
Asistente de dirección: Micaela FREIRE


Sábados 22 hs.
Beckett Teatro – Guardia Vieja 3556 – Abasto – C.A.B.A.

 

 

De qué se trata?
No hay amor sin la posibilidad de la muerte. “He perdido, por aburrido o despistado, por pretencioso o por inútil, la ilusión en las llagas del espacio”. El último poema escrito por Pipo, quizás el último poeta vivo de nuestros tiempos, abre el portal de un mundo en donde la posibilidad del amor eterno no es una salvación, sino una condena.


En este futuro en donde las enfermedades ya no son una amenaza mortal, la ilusión de la sanidad de la raza humana es absurda; el universo infinito nos hace sentir solitarios aunque vivamos de a pares. La continua lucha entre la vida y la muerte es la gran incógnita de nuestra especie: ¿es la fugacidad de la vida lo miserable?, ¿o lo miserable es la eternidad?


D.A.Fleischer

 


Descripción de cada personaje:

matías pellegrini sánchez como Adro, el ilusionado
“Ese diabólico imán sexual me hizo creer que el amor aún era posible”


Ianina samolevich como Mariana, esposa suicida de Pipo
“Cuando lo único que queda es esperar, lo mejor es consumir pornografía para transformar nuestro cerebro en un brutal cascote de cocaína”.


tamae garateguy como Geraldina, la villana
“My lover, my finger, my penis, vamos a planear la infección de la Dra. Nesman: ¡juntos vamos a armar un ingenioso plan para destruirle el útero!”.


martina garello como la Dra. Julia Nesman, infectóloga
“Los virus mutan porque son salvajes. La medicina no nos hace salvajes, y solamente lo salvaje puede adaptarse al Tiempo”.


martín aletta como Jano, historietista porno
“No hay nada más degradante que el ocultamiento de las perversiones sexuales. ¡La civilización transformó al hombre en un repugnante animal culposo!”


leandro airaldo
como Pipo, el último poeta
“Esta historia de amor dejará de ser mediocre, va a ser tremenda: alguno de los dos, antes que el otro, tiene que morir”.

 


La opinión de charly borja - setiembre 2013 Copyright ©

 

Con una interesante dirección del creativo Joel Drut en donde lo visual y lo sensorial tienen un protagonismo contundente para trasladar al espectador a un lugar muy singular, en donde los protagonistas transitan sus a la postre miserables existencias inmersos en una especie de cápsula que los contiene y los intoxica al mismo tiempo.

La cautivante historia escrita por Diego Andrés FLEISCHER tiene varias aristas apetitosas para que el espectador comience su banquete virtual a fin de poder seguir algún camino relativamente seguro que lo conduzca a la por momentos caótica historia en donde seres humanos transan con personajes simil humanos que prometen vida y aburrimiento eternos he allí el nudo gordiano de Años Luz, la obra plantea el interrogante de si vale la pena seguir viviendo por siempre? Si el amor se muere antes, qué sentido tiene seguir en una incesante búsqueda de asirse a alguien para dar sexo y recibir sexo no amor, en una existencia animal en donde priman los instintos más bajos.

 

 

 

 

 

 

 

 

La obra tiene sus sorpresas que obviamente no las vamos a contar aquí que hacen que la historia sobre el final esté a punto de caramelo para cuestionarse muchas cosas sobre la naturaleza humana.

Si bien todo el elenco hace creíble con sus actuaciones ese viaje fantástico a través del tiempo a lares vacíos, llenos de nada, destacamos las performances de Martín Aletta como Jano y de Martina Garello como la Dra. Julia Nesman.

 

 

 

 

 

 

Los rubros técnicos ajustados al más mínimo detalle, tanto iluminación como escenografía y efectos especiales en lo visual que junto a la muy buena banda de sonido original hablan de una muy cuidada producción, está demostrada una preocupación por presentar una atractiva puesta, cosa no muy común hoy en día en el teatro ‘under’ de baires, en donde precisamente abunda todo lo contrario low-production en todos los rubros técnicos, eso hace que Años Luz brille.

Recomendable, una obra original y bizarra de ciencia ficción, con un suspenso sostenido, que cuenta historias en donde el sexo en todo el abanico de sus posibilidades tiene gran relevancia en cada uno de los personajes que sólo aguardan en un lobby imaginario el final de sus pequeñas existencias.