Cabaré de Caricia y Puntapié

A la manera de aquellos cabarets parisinos de principios de Siglo XX, los histriónicos Carmen Barrantes y Jorge Usón llevan de paseo al espectador a través de diversos cuadros con mucha poesía a lugares en donde reciben más puntapiés que caricias de parte de la Sociedad, retrato éste bien logrado por su creador Boris Vian.
 
   
 
 

 

 

 

 



Doris Vian y Boris Vian, presentan su

Espectáculo premiado con el más importante galardón teatral en España,
el Max al Mejor espectáculo de teatro musical 2010


Cabaré de caricia y puntapié

 


Dirección: Alberto Castrillo-Ferrer


Intérpretes:
Carmen Barrantes y Jorge Usón

Composición y arreglos de temas musicales:
Miguel Ángel Remiro
Coreografía:
Blanca Carvajal
Escenografía:
Manolo Pellicer
Vestuario y complementos:
Marie-Laure Bénard.
Diseño de luces y sonido:
Carlos Samaniego Sama, jefe técnico.
También colaboraron:
José Luis Cano
Carlos Grassa e
Isidro Ferrer.


Producción: Silvia Barona - cabaredecariciaypuntapie@gmail.com


SEIS UNICAS FUNCIONES EN ARGENTINA:
Viernes 14 y 21 de enero 20:30h
Sábados 15 y 22 de enero 21:00h
Domingos 16 y 23 de enero 19:00h

El Cubo - Pasaje de artistas Zelaya 3053, Abasto
Tel. 011-4963 2568

 

 



De qué se trata?
Cabaré de caricia y puntapié es un espectáculo teatral y musical que tiene la osadía, la estética y el ritmo de los cabarets europeos de principios del siglo XX. Es un viaje al París de los años 40, a Saint Germain des Près y a Montmartre, al jazz, al tango y al rock’n roll, al amor, al humor y sobre todo a la más pura esencia del teatro. Sus temas son controvertidos, sus canciones críticas, todas escritas y compuestas por Boris Vian. Este Cabaré tan especial es un homenaje a su figura y a su inteligencia, capaz de retratar con mucho humor y fantasía al ser humano frente a una sociedad de la que recibe más puntapiés que caricias…
Es un espectáculo diferente, poético, popular, cómico y políticamente incorrecto, pero siempre tentador.

 

 

La opinión de charly borja – enero 2011

 

Un espectáculo que rememora a aquellos cabarets europeos de principios del Siglo XX, los histriónicos Carmen Barrantes y Jorge Usón se encargan de llevar de paseo al espectador a diversos y emblemáticos lares como el París de los 40.

Las canciones de tono mordaz e incisivo salidas de la inquieta mente de Boris Vian hacen de este cabaret un sitio para la discusión sobre el acercamiento e inquietudes de la relación hombre-mujer que tan bien muestra la pareja Barrantes-Usón sobre el escenario.

 

 

 

 

A ritmo por momentos vertiginoso, con cambios de ropa en un abrir y cerrar de ojos, los protagonistas van jugando permanentemente interactuando con personajes múltiples indicados en el hilo conductor que marca una tésis a desarrollar.

Buena música, letras interesantes y por sobre todas las cosas un despliegue escénico fantástico de estos actores que dejan todo sobre el escenario. Los rubros técnicos son impecables tanto escenografía, luces, maquillaje y vestuario, amalgamados para que ellos funcionen como un todo al servicio del show.

Espectáculo inteligente y entretenido, recomendable desde todo punto de vista.

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Carmen Barrantes y Jorge Usón:
Son los dos actores cantantes que se encargan de llevarlo a escena, creando un desfile de personajes aferrados a la dualidad amorosa de la caricia y del puntapié, la cara y la cruz de las relaciones humanas. Dos actores que cantan, bailan y disfrutan con el público de un espectáculo plagado de sorpresas, un caos ordenado lleno de buen hacer.
Acerca de Alberto Castrillo-Ferrer y su compañía El Gato Negro:
Ttienen una premiada y alabada trayectoria con producciones como El Misántropo e Ildebrando Biribó, el último Cyrano. En su faceta actoral está trabajando bajo las órdenes de Claudio Tolcachir en el Teatro Español con el montaje de Todos eran mis hijos.