volver a página principal leer otras críticas
  A veces es bueno sacarse las máscaras que la 'sociedad' impone...

 
 
   
 
 

 

 

 

 

 

 

 

photos by charly borja 2013 - Copyright ©

 

 

 

DE ATRÁS PARA ADELANTE

Dramaturgia: Diana Raznovich
Puesta en Escena y Dirección General: Rubén Hernández Miranda



FICHA ARTÍSTICO TÉCNICA
Elenco por orden de aparición:

Eduardo Ezon (Simón Golberg)
Alejandro Besutti (Peón mudanza)
Selva Bado (Luna)
Vivi Campos (Mariana Golberg)
Mariano Muente (Gregorio Murray)
Rubén Hernández Miranda (Doly Golberg- Javier Golberg)
Ariel Kasputin (Paco Frías)
Pablo Bikiel (Peón mudanza- Mozo)
Diseño y realización de Escenografía: Ariel Chavarría
Idea y Realización de Vestuario: Romina Smith y George Carzam
Diseño de Iluminación: Rubén Hernández Miranda, Héctor Pape y Gustavo Rey Miranda
Operador de Luces: Gustavo Rey Miranda


Selección musical e Ingeniería de sonido:

Claudio Siancha,

Rubén Hernández Miranda y

Mariano Cerejido


Operador de Sonido: Mariano Cerejido
Tramoyista: Maximiliano Reboliz
Asistencia de sala: Lionel Máximo
Asistente de Dirección: Ada Fernández
Asistente de escena: Laura Guino
Colaboración en Dirección: Pyr Zenergam, Estela Ducasa y Ariel Kasputin
Colaboración en Producción Comercial: Jorge Luis Cerimedo
Producción General: Nueva Escena


sábados a las 20.30hs.
TEATRO LUISA VEHIL - Hipólito Yrigoyen 3133 (CABA)
INFORMES: 4861-3386

ENTRADA: $80. Estudiantes y jubilados: $40


De qué se trata?
La familia Golberg está atravesando un momento de crisis y confusión. La empresa de mudanzas se acaba de llevar todo. Su casa y la fábrica han sido embargadas. Su negocio está en bancarrota y ya no queda nada del rico empresario Simón Golberg y de su empresa de artículos de baño.


Su hija Mariana, ante la histeria del padre y de su segunda esposa Luna, propone contactar a su hermano Javier, quien había sido expulsado de la casa más de una década atrás, cuando su padre lo encontró metido en la cama con su prometido de ese momento. El padre se niega y Mariana y su esposo Gregorio deciden sedarlo mientras esperan la llegada del hermano millonario, quien tras una operación de cambio de sexo, aparece transformada en la encantadora y despampanante Dolly, una mujer casada y con tres hijos. Dolly salvará el negocio con sus brillantes dotes empresariales mediante un innovador papel higiénico de brillantes colores, convenciendo a los argentinos de que éste es el papel que merecen sus traseros. Su padre llega a adorar a Dolly, quien cree que es su nuera, esposa de Javier. Pero ante la recuperación económica y llegado el momento, insiste en querer ver a su legítimo hijo. Y es aquí donde Dolly, sumados los reclamos de su marido Paco por su ausencia de la casa y las presiones que irán apareciendo de todos, deberá tomar la decisión y así enfrentar a su padre con la verdad.

 

 

 

 

 

La opinión de charly borja - agosto 2013 Copyright ©


El ahora es ‘ella’ y es un ser amoroso, brillante, comprador, que anda por la vida exitosamente y el viejo Golberg compró esa personalidad avasallante de Doly y la defiende a ultranza, pero eso sí, que no vaya a enterarse de que ella resultó ser su hijo Javier quien se dio el gusto de su vida, operarse y transformarse en mujer, porque allí es donde se pudre la cosa y todo lo que tenía de formidable Doly pasaría a ser verdaderamente detestable para la ortodoxa personalidad de un padre que se jacta de ser ‘macho’ y que odia a todo maricón que ande por allí ninguneándolo a discreción, y allí es donde le pegó una patada en el traste a su hijo en algún momento y desde entonces jamás lo volvió a ver…


Esta es la visión que impone su director Rubén Hernández Miranda quien armó la obra a la manera de un carnaval veneziano con máscaras hermosas que ocultan la verdadera cara de los personajes, don Hernández Miranda también tiene a cargo los papeles de mayor peso dramático de esta entretenida comedia el de Doly y el de Javier Golberg personajes éstos que tienen en jaque a toda una familia venida a menos y que necesita de ellos para sacar la cabeza a flote y no morir ahogados en la pobreza.

Una comedia con algún toque de teatro del absurdo en la que abundan las mentiras, los intereses, los egoísmos y la altanería en ese tira y afloje que existe en toda familia, pero más aún en aquellas que tienen en juego mucho dinero.

 

 

 

 

 

 


Todo el elenco está comprometido poniendo lo mejor de sí para llevar a buen puerto esta comedia, pero el histrionismo de Rubén Hernández Miranda y del veterano y muy eficaz Eduardo Ezon, hacen de las delicias del espectador con sus jugosas representaciones de Doly y Javier Golberg y de Simón Golberg, respectivamente; en el rubro femenino nos subyugó la actuación de la bella morocha Vivi Campos como Mariana Golberg.

Tres puntos importantes de la puesta estuvieron dados por el vestuario, la escenografía y la musicalización con una fina selección de temas.


Recomendable, De atrás para adelante es una comedia en la cual se muestra a las claras que según el cristal con que se miren las cosas estas pueden ser sanas o dañinas, buenas o malas, gratificantes o deleznables, y esa mirada es inherente al propio Ser Humano y sólo a él, porque es imperfecto.