"Esa que no eres"
Con brillantes interpretaciones de Valeria Tercia y Lucía Urriaga, su director Mauro Molina crea un castillo de naipes con los espectros y los miedos que rodean a todo Ser Humano.
 
   
 
photos by charly borja 2008
 

 

 

 

ESA QUE NO ERES
Sobre textos de Alejandra Pizarnik

Dirección, puesta en escena y dramaturgia: Mauro Molina

Con

Valeria Tercia como La Mujer
y Lucía Urriaga como La Otra.

Escenografía:
Blanca P. Illescas. Adriana J. Copiz
Vestuario:
Lucía Urriaga
Patricio L. Tobares
Blanca P. Illescas.

Música Original:
Alejo Raynal
Iván Valentini (acordeón)
Cecilia Mustafá en voz
Alejo Raynal guitarras.
Diseño de Iluminación:
Horacio Novelle.

Producción Ejecutiva
Patricio López Tobarez

DOMINGOS 20:30 hs.


Teatro LA OTRA ORILLA

Urquiza 124

Reservas: 4957-2471
Entrada: General 20$-. Y Jubilados y Estudiantes $ 15.-

 

 

De qué se trata?

En una habitación, una Mujer lucha con sus fantasías, sus deseos, miedos y negaciones; con su yo y sus otros yo. La Otra, sombra de ella misma, es el rostro de sus devenires - devenir madre castradora, hija, hombre, violador -, es su deseo, su infancia y su sexualidad reprimida: "Sé que vendrá a mí con su voz apenas coloreada por un acento que me hará abrir la puerta, puedo ver su sombra, esa sombra que se deja en la memoria "Una lucha constante de una mujer contra lo inevitable: regresar a uno mismo, a la verdad esencial de uno, el irremediable volver al centro".


La opinión de Charly borja - julio 2008

Interesante puesta en escena de Mauro Molina, en donde se puede palpar esa atmósfera casi asfixiante que rodea a la tortuosa protagonista.


Las excelentes interpretaciones de Valeria Tercia y de Lucía Urriaga, aportan esa sutil poesía corporal tan necesaria para aliviar todos aquellos tormentos que le acerca el texto y el desarrollo narrativo de tan densa obra teatral.

 

 


La escenografía y el vestuario aportan un marco adecuando para el protagonismo exquisito de su iluminación a cargo de Horacio Novelle quien crea un recinto casi siempre en penumbras, muy apropiado para que se oculten los diferentes espectros que acosan a la protagonista, todo un acierto estético, lo mismo debemos decir a la sugerente música original de Alejo Raynal cargada de nostalgia maleva y dramatismo.

 

 

Recomendable pieza teatral por su inteligencia textual y la belleza estética que las protagonistas aportan a un drama cargado de miedos y fantasmas.