"Fuera de juego"
El alambrado de una cancha de fútbol se constituye en "las rejas" que separan a las fieras que pululan en las tribunas y el resto de los seres humanos. El actor Marcelo Saltal pone pasión en su unipersonal en donde protagoniza a un hincha de fútbol, su vida, pasión y muerte.
 
   
 
photos by charly borja 2009
 

 

 

 

“FUERA DE JUEGO”

Dir. Gustavo Reverdito


con Marcelo Saltal

Ficha Técnica
Actuación: Marcelo Saltal

Autor: Miguel Fanchovich

Escenografía y vestuario: Marcela Tazzioli /
Música original: Javier Castañeda /Diseño de puesta de luces: Guillermina Zanzottera. /Fotografía: Naudilio Márquez y Gustavo Reverdito./
Prensa: Castillo Arango / Asistente de dirección: Facundo Cruz y Leila Milco

Dirección general y puesta en escena: Gustavo Reverdito

 

Sábados de Agosto y Septiembre 20 hs.

Teatro IFT
Boulogne Sur Mer 549
Tel: 4961-9562 4962-9420
Entradas: $25. Estudiantes y jubilados $15

 

De qué se trata?
Un juez de línea. Un árbitro. La hinchada y el hincha.
Fuera de Juego se desarrolla en el corazón mismo del espíritu futbolero: la tribuna.
Ese lugar emblemático donde el futbolero deposita todas sus esperanzas, tal vez,
el único lugar donde pueda darle sentido a su vida.
Es allí donde el hincha puede imaginarse triunfador, donde puede-cree ser escuchado.
Un hincha solitario, mostrando todo su dolor, en carne viva, su impotencia, desesperación e ilusión.
El hincha, como emblema de los olvidados.

 

 

La opinión de Charly borja – agosto 2009

Convincente labor actoral de don Marcelo Saltal en este unipersonal en el cual interpreta en maratónica performance, la vida y pasión de un hincha de fútbol durante un partido.

La tríada constituida por su autor Miguel Fanchovich, su director Gustavo Reverdito y el intérprete, el actor Marcelo Saltal, dan vida a una criatura por momentos feroz e irracional y por otros tierna y emocionalmente desprotegida como lo es un hincha de fútbol fanático, de esos que están precisamente allí, junto al alambrado, de aquellos que les llenan la cabeza a jugadores, técnicos, ábitros y jueces de línea, con toda la parafernalia de basura acumulada que contienen sus escuetas mentes y, sin mediar casi procesamiento intelectual alguno, las vomitan sobre los nombrados personajes que se sitúan precisamente detrás del alambre.

 

 

La actuación de Marcelo Saltal, por momentos nos recuerda a la de ese genio llamado Enrique Santos Discépolo que interpretara el film “El hincha” estrenada allá por el año 1951 con dirección de Manuel Romero, por la pasión y “la locura” que pone en sus expresiones que llegan al paroxismo en los momentos culminantes de la obra.

Con pocos pero muy eficaces elementos escenográficos y con una muy buena iluminación, ayudan en mucho a crear esos climas que el actor que lleva adelante un unipersonal tan visceral pueda llegar a buen puerto con su performance escénica.

 

 

Recomendada para quienes fueron a la cancha alguna vez y para quienes nunca fueron, para que observen vida y costumbres de la fauna autóctona con que cuenta la sociedad argentina en el deporte más popular del país, el fútbol.