volver a la portadaleer otras críticas
 
 
  A la manera de un 'happening', "La Luna que te parió" es una obra original, por momentos irreverente y hasta osada, que hace reflexionar sobre la gran influencia del satélite de La Tierra, La Luna, sobre todos los seres que habitamos este planeta.

 
 
   
 
 

 

 

 

© ph charly borja 2017

 

 

 



“La Luna que te parió”
Dirección y Dramaturgia: Tamara Alamprese

Actores:
Luna Aries : Agustín Aleman
Luna Tauro: Sofia Arevalo
Luna Geminis: Juan Manuel Flores
Luna Cancer: María Bermudez
Luna Leo: Juan Manuel Gentile
Luna Virgo: Jesi Gonzalez Ajón
Luna Libra: Yami Gonzalez Ajón
Luna Escorpio: Virginia Rossi
Luna Sagitario: Luciano Percara
Luna Capricornio: Jorge Almada
Luna Acuario: Kevin Mansilla
Luna Piscis: Melina Andrade

Músico: Mauro Zenteno
Asistencia en Dirección: Lucila Simonini

Sábados 21:00 hs.
Club de Trapecistas – Ferrari 252 – C.A.B.A.
4-857-3934

 

De qué se trata?
La Luna natal el corazón de la emoción. Las 12 fuerzas lunares sobre cada signo del zodíaco.
Un cruce entre la astrología y el teatro donde el espectador transita una experiencia espiritual.

La obra habla de las Lunas astrológicas, en astrología la Luna señala nuestro comportamiento emocional, es decir cómo nos vinculamos desde el corazón.

12 actores en escena en donde cada uno encarna un arquetipo Lunar.

 

 

 

 

 

 

La opinión de charly borja - junio 2017 ©

Interesante propuesta teatral la de “La Luna que te parió” una historia escrita por Tamara Alamprese y también dirigida por ella con ductilidad y eficacia en los movimientos grupales de los actores y en el ritmo en sí que no decae nunca ofreciéndole al espectador distintas lecturas y enfoques sobre las historias de los protagonistas, ya que la disposicón en forma circular y abrazando la escena del público, hace que éste se sienta parte de las acciones.


Como comentamos la obra propone una visión casi post-moderna plagada de situaciones que van desde lo ridículo a lo costumbrista, pasando por un permanente clima de teatro del absurdo, las escenas parecen sueltas pero responden a un todo dominado por esa señora blanca llamada Luna.

 

 

 

 

 

 


Las actuaciones son muy buenas todo el grupo está realmente comprometido para sacudir con sus propuestas al espectador y eso vale mucho hoy en día en el que se suele ver teatro aburrido no siendo este el verdadero sentido del teatro sino todo lo contrario.


La música de Mauro Zenteno atrapa con sus sonidos ‘zen’ que inspiran. Muy funcional el vestuario, la escenografía y la iluminación, que agregan ese ‘touch’ vanguardista al espectáculo.


Recomendable, divierte y llama a reflexionar sobre el comportamiento de todos nosotros, los seres humanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

free counters

volver a la portadaleer otras críticas