volver a página principalleer otras críticas
  Todo sea por los infantes.

 

 
 
   
 
 


 

 

“LA SALA ROJA”
de Victoria Hladilo



Los viernes 20.30 horas
Entradas: $ 800
Teatro Metropolitan – Sala 2
Dirección: Av. Corrientes 1343 – CABA

Informes: 5277-0500






Actuaciones:
Manuel Vignau: Martín /
Carolina Marcovsky: Gabriela /
Julieta Petruchi: Verónica /
Catalina Auge: María Inés /
Victoria Hladilo: Sandra /
Axel Joswig: Diego

Diseño de escenografía e iluminación: Magali Acha
Diseño de vestuario: Susana Berrio
Diseño de sonido: Ignacio Viano
Diseño gráfico: Duoido
Fotografía: Luis Abadi, Alejandro Chaskielberg y Matias Roth
Colaboración artística: Victoria Marroquin y Mercedes Quinteros
Supervisión dramatúrgica: Joaquín Bonet
Prensa y Difusión: Daniel Franco
Asistencia de dirección: Julieta Dallabella y Natalia Rodríguez

Dramaturgia y dirección: Victoria Hladilo


Dice su directora:
“La sala roja retrata con un punzante humor el nuevo mundo en el que me encontré luego de ser madre. Dejé de ser yo para empezar a ser nosotros. La obra sucede en un jardín de infantes. Ese espacio que transité de pequeña y que hoy vuelvo a transitar de adulta. Que me lleva a volver a escolarizarme. En el que yo, que me creía libre y rebelde, vuelvo a verme atada a una institución, sometida a una autoridad, obligada a socializar en un determinado espacio y con determinadas personas, sumida en la competencia y en la exigencia, esta vez proyectada no sólo en mí, sino en mis hijos que me reflejan y me representan. La sala roja expone mi necesidad de rebelarme antes las instituciones que hoy me delimitan: la familia y la escuela.”

 

De qué se trata?
Un jardín de infantes. Una reunión de padres. Un grupo de adultos convive forzadamente para tratar de coordinar y acordar todo tipo de detalles que involucra a sus hijos. Defender las necesidades de sus niños es la excusa para expresar las pretensiones individuales e imponer opiniones como verdades. Deseos, secretos y frustraciones aparecen, convirtiendo la tarea en una disputa de ego y poder.

 

 

 

 

 

 


La opinión de Charly Borja - copyright enero 2020


“La Sala Roja” es una obra entretenida, su historia es simple cargada de situaciones comunes, pero que en las acciones mantienen en vilo al espectador. Ver esta obra es como estar presenciando una reunión de consorcio, en donde diferentes personajes en enfrentan entre sí provocando situaciones hilaranes y de humor. Una reunón en donde no falta el histeriqueo de alguno o varios de sus integrantes.

 

 

 

 

La actuaciones son buenas y los rubros técnicos como escenografía, sonido, vestuario e iluminación mantienen un nivel discreto.

 

“La Sala Roja” una comedia que divierte sin mayores pretensiones.