"La Parka"
Una comedia musical divertidísima con buenas actuaciones y cuadros coreográficos bien armados, una historia original que se desarrolla dentro de un cementerio donde se encuentran criaturas de Dios que obviamente ya están muertos pero sólo físicamente porque de espíritu son más alegres que muchos vivos.
 
   
 
photos by charly borja 2010
 

 

 

 

 

 

“La Parka”

 

Libro Original: Diego Corán Oria – Federico Scarpelli


Dirección General y Puesta en escena Diego Corán Oria

Elenco:
La Parka: Roberto Peloni
Gladiolo: Facundo Rubiño
El Ahorkado: Angel Hernández
Felipe: Esteban Masturini
Guadalupe: Micaela Castelotti
Liquid: Jesica Abouchain
Cirilo: Emmanuel Robledo Ortiz
Kastaña: Jimena González
Oveja: Adrian Scaramella
Petrushka: Micaela Pierani Méndez
Junior: Ezequiel Carrone
Vakkara: Luciana Larocca
Ranger: Federico Fernández Wagner
Teklitas: Jenifer Trabilsi
Rodillo: Juan Gentile
Longaniza: Juan Mende
Guadalupe Plus: Ana Rodriguez



Equipo Técnico:
Dirección General y Puesta en escena: Diego Corán Oria
Coreografía: Agustina Seku Faillace
Música Original: Jorge Soldera
Libro Original: Diego Corán Oria – Federico Scarpelli
Letras: Diego Corán Oria
Diseño y Realización de Escenografía: Tadeo Jones
Diseño y Realización de Vestuario: Alejandra Robotti
Diseño y Realización de Pelucas: Miriam Manelli
Diseño de Luces: Facundo Rubiño
Diseño Gráfico: Martín Bayne
Stage Manager: Adriana Cuellar
Segundo Stage Manager: Silvia Otero
Asistentes de escenario: Cecilia Ojeda – Victoria Alberto
Asistente coreografico: Juan Gentile
Jefe de Escenario: Nicolás Conde
Company Manager: Yanina Martino – Héctor Contardi
Producción Técnica: Federico Brunetti
Producción Ejecutiva: Martín Arcidiácono – Matías Taverna


Los lunes a las 20:30 hs.
Teatro – El Cubo
Pasaje Zelaya 3053 – Abasto

 

 

 

 


La opinión de charly borja – octubre 2010

Muy buena comedia musical, con un “timing” frenético, y un elenco de buenos actores bailarines que escénicamente están muy bien dispuestos por la mano de Diego Corán Oria.

La banda de sonido contribuye en mucho para amalgamar las actuaciones y la coreografía en el vertiginoso ritmo que impone la obra.


La originalidad de la historia radica en el haber situado los diferentes cuadros musicales dentro de un contexto lúgubre como lo es un cementerio, claro está que se trata un cementerio en donde los muertos hacen las delicias del espectador, divirtiéndose ellos desde el escenario y transmitiéndolo enseguida al público.

 

 

 

Las actuaciones de Facundo Rubiño como Gladiolo, de Roberto Peloni como La Parka y de Angel Hernández como el Ahorkado son sobresalientes, constituyéndose este trío de actores en los puntales que erigen la puesta en escena.

La escenografía, el vestuario y la iluminación ponen un toque de originalidad y llegan a crear verdaderos y aterradores climas en la casa de los muertos, el cementerio.

 

 

 

 

Recomendable comedia musical, divertida, creativa y con estética visual.