Macbeth

En una singular e innovadora versión de Laura Silva, reaparece una de las obras más cruentas del genial William Shakespeare, Macbeth está nutrida de buenas actuaciones y de una impecable y estética puesta en escena.
 
   
 
photos by charly borja 2011 - Copyright ©
 

 

 

 

Macbeth


De William Shakespeare


con dramaturgia y dirección general de Laura Silva



Elenco:

Gustavo Pardi (Macbeth),
Laura Silva (Lady Macbeth),
Ivania Cox (Bruja),
Mariela Rojzman (Bruja),
Rosita Micale (Bruja),
Hernán Vázquez (Banquo/Malcom),
Rubén Corbalán (Duncan), Martín Dodera (Macduff),
Carolina Ison (Lady Macduff),
Matías Montoya (Macduff jr./Fleance);

 

Ficha Técnica:

Vestuario: Michele Riubrugent / Maximiliano Dicola;
Realización de Vestuario: Noelia Moreno;
Diseño de Accesorios: Reina Negrita by Paola Medrano;
Diseño de Maquillaje: Pamela Cantelmi;
Asistente de Maquillaje: Jorge Balestra;
Escenografía: Carla Altarelli;
Asistente de Escenografía: Dalia Kluger;
Realización escenográfica: Carla Altarelli / Dalia Kluger / Horacio Avecedo;
Diseño de Iluminación: Osvaldo Ponce;
Asistentes de iluminación: Santiago Rodríguez / Sebastián Giménez;
Realización de video: Osvaldo Ponce / Laura Silva;
Grabación de Imágenes: LCNPro y Estudio Alasur;
Edición y Postproducción: Javier Colongo;
Diseño Gráfico: Diego Casas;
Composición y Dirección Musical: Gérard Clément;
Voces: Clara Kovacic;
Coreografías: Gisela Delgado / Laura Silva;
Asistente de Producción: Luz Escobar;
Segundos de Dirección: Fiorella Costadoni / Selene Echenique;
Asistente de Dirección: Gisela Delgado;
Producción Ejecutiva: Emilce Puyada;
Dirección: Laura Silva


Los jueves 22:15 hs.

El Cubo

Zelaya 3053. Entrada $50 y $70 Tels.
Informes: 4963-2568

 

 

 

 

De qué se trata?
Macbeth y Banquo son generales de Duncan, Rey de Escocia. Volviendo de una victoriosa batalla contra noruegos e irlandeses, encuentran en un páramo a tres brujas que profetizan que Macbeth será barón de Cadwor y luego rey, y que Banquo engendrará reyes. Inmediatamente llega la noticia de que Duncan le ha otorgado a Macbeth el título de Cadwor.

Tentado por el cumplimiento parcial de la profecía y por su mujer, que aviva en él la ambición, Macbeth asesina a Duncan mientras duerme hospedado en su castillo. Los hijos de Duncan, Malcom y Donalbain, huyen y así Macbeth se apodera de la corona. Pero hay algo que lo sigue inquietando: dado que las brujas habían profetizado que el reino iría a parar a la dinastía de Banquo, decide hacer desaparecer a éste y a su hijo, Fleance, aunque este último logra huir. Atormentado por el espectro de Banquo, que se le aparece durante un banquete, Macbeth consulta a las brujas, quienes ahora profetizan: que debe protegerse de Macduff, barón de Fife; que nadie nacido de mujer podrá hacer daño a Macbeth; que sólo será vencido cuando el bosque de Birnam avance hasta su castillo.

Sabiendo que Macduff se ha unido a Malcom, quien está reclutando un ejército en Inglaterra, Macbeth manda a asesinar a Lady Macduff y todos sus hijos. Lady Macbeth pierde la razón e intentando en vano hacer desaparecer de sus manos imágenes de sangre, da fin a su vida.

El ejército de Macduff y de Malcolm ataca el castillo de Macbeth y pasando por el bosque de Birnam, cada soldado corta una rama, avanzando detrás de esta cortina de follaje. Macduff, sacado del vientre materno antes de tiempo, da muerte a Macbeth y así Malcom se convierte en el rey de Escocia.

 

 


 

 


La opinión de charly borja - junio 2011 Copyright ©


Desde que Laura Silva quedara impactada con la visión de Macbeth de Roman Polanski allá por el año 1993, comenzó a obsesionarse con esta obra de Shakespeare.

No en vano Laura quedó impactada por ese film que fue una verdadera obra de arte, porque precisamente a través de los años Laura fue construyendo su Macbeth con fina estampa, para estrenar sí en 2011 su versión con delicadas pinceladas que van desde lo más sanguíneo y cruel de la obra original hasta ese toque femenino que le imprime como directora a esta artística versión de Macbeth.

 

 

 

 

Si bien Macbeth tiene alguna fama de ser una obra “dark” de Shakespeare, Laura Silva rescató su parte humana, y yendo más allá aún, fue hacia el alma de los personajes haciéndolos desde sus propias entrañas hasta materializarse en carne sobre el escenario.

Si bien el elenco cumple con rigor una correctísima performance general acorde al dramatismo de esta obra, sobresalen del mismo Gustavo Pardi componiendo magníficamente a su Macbeth y la mismísima Laura Silva como Lady Macbeth, haciéndose ambos dueños de un histrionismo que por momentos calienta las escenas fuertes de la obra con su propio fuego actoral.

 

 

 

 

Estéticamente esta puesta es bellísima sobresaliendo el original entramado que conforma un telón semitransparente que conlleva luces y sombras, pero que también asemeja una bruma, esa bruma dramática que rodea a la propia atmósfera que Laura quiere imprimir a su obra, manejándose con vivísimos rojos, un color muy emblemático y la hondura de los negros del interesante vestuario que se ve exaltado por una perfecta iluminación.

Cabe acotar que entre las osadías de la puesta figuran personajes que penden de un trapecio o que juegan con enormes telas como velas que mecen a una barca navegando en ese intenso mar shakespeareano.

 

 

 

 

Recomendable versión, para ver, escuchar y dejarse llevar por la imaginación adentrándose en ese Universo tan peculiar de una época tan cruel como la actual.