volver a la portadaleer otras críticas
 
 
  ... Dios es todo y juega con nosotros en el galpón de guevara...

 
 
   
 
 

 

 

 

ph charly borja 2016 ©

 

 

 

…luego del exitoso "Mash Up, mezcla uno" llega:


“Mash Up, mezcla dos: Dios es el DJ”

Una creación de Leo Kreimer


Elenco:
Débora Zanolli,
Daniel Bugallo,
Carolina Borca,
Luciano Bassi,
Diego Grillo

Creación y dirección general: Leonardo Kreimer

Asistente de dirección: Débora Zanolli

Coreografías: Carolina Borca

Diseño de luces: Leandro Fretes

Escenografía y vestuario: Isabel Gual

Realización de video: Maxi Vecco

Diseño de sonido: Aníbal Tonianez
Música original: Daniel Bugallo - Mauro Cambarieri

Operación técnica en vuelo: Lucas Podestá - Esteban Gulias
Head Rigger: Rodolfo Aguirre


Producción ejecutiva: Paula Taratuto

Producción de sala: El Galpón de Guevara

Producción general: RES teatro

jueves 22:30 hs.
El Galpón de Guevara - Guevara 326 – Chacarita

Entrada: $150

Reservas: 4554 9877 / info@elgalpondeguevara.com

 



De qué se trata?

Dios baja a su taller a crear el Universo. O tal vez no sea Dios, tal vez sea sólo un artista egocéntrico y maníaco, y lo que está creando es su propia obra artística, SU universo.

Crea, además, seres que lo habitan. Personajes que danzan en ese universo que se está creando, que vienen de la nada, del aire, y que toman la impronta que les da su “creador”. Ellos vuelan, danzan, hacen música, pero también aman, se enfrentan, luchan, se regocijan, viven y mueren, adueñándose de ese universo creado y manipulándolo según sus necesidades, ambiciones y deseos.


La confrontación entre el Creador y los Seres Creados no tarda en llegar, y su desenlace conformará una nueva realidad dentro del universo creado.

 

 

 

 

 

 


La opinión de charly borja - abril 2016 - Copyright ©

Otra sorprendente obra del creativo Leo Kreimer, 50 minutos de vértigo, un interesante viaje al libre albedrío en donde todo puede pasar, toda una aventura teatral y musical que incita a los sentidos del espectador con el misterio y la intriga de lo que puede venir como en la vida misma.

La luz y la sombra partícipes necesarios en complicidad a las notables performances de un elenco sólido y con actitud ante el proyecto Kreimer. Para nuestras descongeladas mentes el Dios representado en “Mash Up, mezcla dos: Dios es el DJ” puede ser un globo rojo, una brisa, una DJ que se bambalea entre la ira y la suave calma, un baterista que se transforma en violinista entre la niebla, unos agujero negro en la profundidad del espacio que con sus rayos verdes abduce a desprevenidos seres, en fin, como hacedor de todo también Dios es el que manda y también es el que está en el corazón de cada uno de los seres humanos.

 

 

 

 

 

 

La música es excelente al igual que los rubros técnicos como elementos escenográficos, vestuario, sonido e iluminación, todo un combo para deleitar a los sentidos y dar rienda suelta a vivir una experiencia inolvidable.

“Mash Up, mezcla dos: Dios es el DJ” una travesura de Leo Kreimer que no hay que dejar de ver, un espectáculo recomendable de cabo a rabo.

 

 

 


 

 

 

 

free counters

volver a la portadaleer otras críticas