"Noches de Verano"
Una creación de Cristián Scotton dirigida por Pedro Antony, alocada comedia de enredos en donde la acción pasa a través de la línea telefónica y transcurre en una larga noche de verano, gran movimiento escénico con destacada actuación de Juan Martín Zubiri y de la banda Equis que interpreta canciones en vivo durante el transcurso de la obra.
 
   
 
photos by charly borja 2009
 

 

 

 

NOCHES DE VERANO
de Cristian Scotton
dirección de Pedro Antony


Ficha técnica:
Natalia De los Santos……Vanina Gutiérrez
Santiago Fraccarolli……..Ezequiel Donadón
Martín Lavini…………….Francisco De Marco
Verónica McLoughlin…....Dolores Ripstein
Josefina Recio……………Agustina Mayo
Juan Martín Zubiri……….Esteban Matos

Laila Straimel ……………Locutora

María Elena Acuña……….Marcela Dubois
Natacha Códromaz……….Silvina Mayi
Luciano Correa…………...Javier Bentrovato
Estefanía Daicz…………...Paula Montenegro
Guillermo Flores………….Juan De Marco
Pedro Pena………………..Ramiro lorenzo
Diego Rinaldi……………..Esteban Olmos
Sofía Wilhelmi……………Morena Denys

Asistente de dirección: Lala Galdón
Asistente de escena: Mauro Pelandino
Producción: Diego Rinaldi
Diseño: Santiago Fraccarolli

Banda en vivo: Equis
Teclados: Ezequiel Iandritsky
Guitarra: Gustavo Fraiman
Bajo: Janice Iandritsky
Batería: Germán Coro

Vestuario: Ezequiel Galeano, Cecilia Richat
Diseño de sonido: Ernesto Fara
Diseño de luces: Juan García Dorato
Fotografía: Verónica Palermo
Escenografía: Daniel Bumbalo - Federico Fernández Coria

Los miércoles 20:30 hs.
El cubo – Zelaya 3053 – Abasto – Buenos Aires


De qué se trata?

Quince actores, una banda en vivo, ocho espacios, diez canciones y treinta teléfonos son los recursos que NOCHES DE VERANO utiliza para contar una historia actual y generacional: ¿Qué formas adopta el amor en los tiempos de las comunicaciones mediatizadas en las que el cuerpo esta ausente?
Un fénomeno meteorológico extraño esta sucediendo en Buenos Aires: es posible que no amanezca nunca más. Quince personajes, citadinos de una colapsadsa Buenos Aires, se comunicarán durante toda la obra sólo por teléfono, logrando una parodia de los modos de comunicación y encuentro en esta ciudad de soledades y encuentros casuales. La radio, que musicaliza y comenta los acontecimientos de esta noche particular, es la única compañía siempre presente en estas vidas que se entrecruzan, se juntan, se separan, se mienten, se ayudan. Todos cerca, todos lejos. Todos hablan, nadie habla.

 

 


La opinión de Charly borja - julio 2009

Una historia de vidas en la gran urbe de cemento, vidas que sufren, que gozan, que se pelean, que se amigan, que se aman y que se odian, todo sucede al mismo tiempo en una larga noche de verano.


La interesante historia de Cristian Scotton hace que el espectador se transforme en un fisgón de la noche porteña, espiando por las ventanas o directamente entrando al dormitorio de la gente, así está montada esta obra vanguardista ágilmente dirigida por Pedro Antony.

 

 

Un puñado de actores y actrices pone la sal y pimienta necesarias para condimentar esta refrescante ensalada de sufrimientos, celos, simpatías y apatías que, teléfonos de por medio, enlazan a las citadinas criaturas salidas de la inquieta y pícara mente de don Cristian Scotton, para plasmarse en seres de carne y hueso que van sufriendo diferentes vicisitudes a lo largo de esta obra bien matizada por canciones “onda retro” tan en boga en estos días.

 


Si bien el elenco es parejo y logra amalgamar lo indicado por su director, sobresale la actuación de Juan Martín Zubiri, quien se mueve dentro de su simpático papel como pez en el agua.

 

 

El vestuario de Ezequiel Galeano y Cecilia Richad y la escenografía de Daniel Bumbalo y Federico Fernández Coria, ponen ese “touch” vanguardista que domina la puesta, al igual que la banda en vivo Equis que termina de cerrar el círculo para llevar a buen puerto la entretenida comedia con canciones.

 


Recomendable para pasar hora y media de enredos de todo tipo y con la expectativa de ver qué pasará si no llegara a amanecer nunca más sobre el Planeta.