"Pasaje a Katmandu"
Un show diferente, fresco, con un humor vanguardista propone el trío Angelini-Fili y Pugliese, muy bien secundados por jóvenes artistas incluido un gorila absolutamente domesticado que hace las delicias de grandes y chicos. Para no perderselo.
 
   
 
photos by charly borja 2010
 

 

 

 

"PASAJE A KATMANDU"
13 SCKETCHES
MEZCLA EL ACEITE CON EL AGUA
Libro y dirección: Angelini-Fili-Pugliese


Elenco por orden alfabético:
Alejandro Angelini, Hugo Fili y Martín Pugliese
Actores Invitados:
Constanza Boquet y Rubén Enriquez
Gorila invitado : Barbú
Dirección de Arte/ FX y utilería: Pablo Holzer - FX Works
Dirección y edición de videos: Matías de Mateos
Diseño de Vestuario: Vicky Bressan
Diseño Gráfico: Lilian Lapira
Cámara y pantalla: Fabio Duran
Diseño de Iluminación y sonido: P.A.K.
Operación Técnica: Teatro Moliere
Producción Ejecutiva: Agustina Petrella
Producción General: P.A.K . / Juan Iacoponi

SABADOS 23.00 HS . TEATRO MOLIERE.
Balcarce 683 . San Telmo. Funciones Sabados 23.00 hs.
Entradas: $ 60, en venta en el teatro : 4343-0777 ó por TICKETEK (5237-7200)

 

 


De qué se trata?
Preparate, te mereces este viaje ...
"Pasaje a Katmandu" es humor absurdo, es un viaje donde nada es improvisado ni queda librado a la mueca estereotipada.
"Pasaje a Katmandú" son sketches con personajes puestos en contextos impensados.
"Pasaje a Katmandu" no es mas de lo mismo, es meterse por el pozo donde cayó la Alicia de Lewis Carroll ...

 

 

 

 

La opinión de charly borja – mayo 2010

Un espectáculo bizarro en donde confluyen diversos personajes, desde el tierno topo Gigio hasta el más encumbrado Talibán tratando de encontrar un “alma caritativa que esté dispuesto a hacerse bosta inmolándose en nombre de Alá” en uno de los mejores cuadros de todo el show.

 

 

 

Si bien todo el elenco pone sus “pilas” para que la nave llegue a buen puerto, por su histrionismo puro sobresalen naturalmente don Alejandro Angelini y don Martín Pugliese.

Sobre el espectáculo recomendamos como imperdibles los cuadros del Talibán, de Dios al principio del espectáculo, del aparentemente naif Hitler y de Nosferatu el Vampiro esta vez haciendo sus maldades con aires freak.

 

 

 

Un show de humor para pasar más de una hora entretenidos y sobre todo pensando en otra cosa que no fuera la rutina diaria que nos impone la jungla de cemento citadina.