"Por un si o por un no"
Una puesta en escena de Alberto Félix Alberto para reflexionar sobre el valor intrínseco de "la palabra" que puede dañar, que puede construir, que también puede dar amor, u ofrecer odios y rencores, pero que siempre oculta como una sutil máscara todo aquello que no se sabe decir o que no se expresa abiertamente.
 
 

 

photos by charly borja 2008

 

“POR UN SI O POR UN NO”
de Nathalie Sarraute


Un espectáculo de: Alberto Félix Alberto

Elenco:
José Manuel Espeche
Alejandro Caprile
Adriana Diaz
Daniel Volonté

Vestuario: Cynthia Sassoon
Realización escenográfica: Nicolás Rosito

Bocetos escenográficos: Raul Bongiorno

Operador de Luces: Edy Periche

Traducción, puesta de luces, diseño de escenografía
y dirección general: Alberto Félix Alberto


TEATRO DEL SUR - Venezuela 2255
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Reservas: 011-4941-1951

Sábados 20 hs y domingos 19 hs.

 

De qué se trata?


Esta pieza es una de más representativas de Nathalie Sarraute (1900-1999), autora francesa de origen ruso-judio. Nathalie Sarraute fue proclamada por Jean Paul Sartre como una de las figuras más relevantes de la Antinovela. En 1982 deslumbra al mundo con una de sus pocas piezas teatrales “Por un sí o por un no”. Ésta obra trata de dos amigos que a partir de una conversación anodina entran en una batalla sin cuartel y se hunden insensiblemente en un juego de extremos. Esta aventura está articulada en torno a la “verdad” de las palabras que produce consecuencias incalculables.

 

 

La opinión de Charly borja – setiembre 2008


Qué bueno sería que el ser humano se hiciese enteramente cargo de las palabras que dice, y de la importancia de las mismas cuando son recepcionadas por otra u otras personas.

Esta exótica pieza teatral no sólo trata ese tema sino que ahonda más hilando finamente en él para analizar también “el tono” en que se dicen las palabras.


Partiendo de esa premisa los dos personajes centrales de la obra, dos amigos, cuán espadachines avezados inician un duelo de caballeros tratando de desentrañar algunas frases que hicieron y despertaron susceptibilidades manifiestas en ambos.

 

 


La puesta de don Alberto Félix Alberto parece deambular en los salones de algún palacio francés en donde confluyen perspectivas, impecables paredes, sutiles iluminaciones y espejos y ventanas señoriales con majestuosos marcos dorados, y precisamente en dicho ambiente que refleja permanentemente a los personajes a través de sus espejos, como abstrayéndolos hacia un oscuro universo, ese universo de silencios que ameritan sus quizás oscuros pensamientos.


Buenas interpretaciones en una puesta en escena embebida en el más puro estilo formalista en el que las palabras y los silencios buscan acomodarse para no producir daños ni directos ni colaterales.