volver a la portada del sitio leer otras críticas

 

 

insistidor el hombre, el berretín que tiene por ella es una cosa de locos.
 
   
 
 

 

 

 

 

© ph charly borja 2017

 

 

 

"Inmensos cachitos de amor"

de Silvia Copello

Intérpretes:

Silvia Copello y Jorge Capussotti

 


Hubo valientes que los ayudaron en el recorrido:
Dalila Real, acompañante en el camino de la voz y las artes.
Osvaldo Tubino en la producción musical, arreglos y grabación.
Mariano Pozzi dándoles los climas y las luces.
Reflejos con forma de fotos Griselda Simonelli.
Prensa y más que prensa TEHAGOLAPRENSA

 

sábados 21hs
Teatro del Pasillo - Colombres 35 CABA - Tel. 01149815167
Localidades $150 (Descuento Estudiantes y jubilados)

 



De qué se trata?
Las palabras tomaron formas de dragones, tranqueras, manchas de humedad, ventanas y enanitos de jardín y hasta el antifaz del avispón verde, ellas se juntaron con valses, tangos y rancheras y ocurrió que nacieron "Inmensos cachitos de amor”.

Podemos hablar de partículas pero si en el medio se atraviesa un tango no hay duda que son cachitos y si son de amor no hay duda que son inmensos.


Ese amor que los salpica o los arrasa.
Ese que puede ser picante o dulzón.
El que asfixia o libera.
El que les canta o les cuenta.
Ese construido con inmensos cachitos de amor.

 

 

 

 

 

 


La opinión de charly borja - setiembre 2017 Copyright ©


Una historia de amor, de encuentros y desencuentros con dos interpretaciones imperdibles las de Silvia Copello y Jorge Capussotti.


Una historia costumbrista, la de una pareja con altibajos como cualquier otra y una historia que se remonta a “tiempos de ñaupa” por cómo está concebida en su lírica y en la selección de temas musicales clásicos que van desde Alma en pena, Gotas de lluvia, Alma corazón y vida, Equipaje, Muriéndome de amor, El Clavelito, Las Margaritas, Sombras nada más, En esta tarde gris entre otros.

 

 

 

 

 

 


"Inmensos cachitos de amor" una pieza teatral para nostálgicos y para todos aquellos curiosos que buscan en lo retro vestigios de cómo era la idiosincrasia de la gente de aquel Buenos Aires de antaño.

 

 

 

 

 

 


 

 

 

free counters

 

leer otras críticas

volver a la portada